En el tiempo récord de 6 días, el nuevo titular de la ANDE adjudicó con ojos vendados una millonaria licitación viciada de irregularidades en todo el proceso, direccionado para una empresa amiga, según investigaciones del diario La Mira y fuentes del propio ente energético.

Como si se tratara de un proceso limpio y transparente, como lo obligan la Ley de Contrataciones Públicas y la lógica jurídica de inversiones realizadas con el dinero público, la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), de la mano de su nuevo presidente, Ing. Félix Sosa, no da un paso atrás para revisar el proceso viciado de anomalías del pliego de bases y condiciones de la licitación 1495/19 para la provisión de llaves telecomandadas destinadas al servicio energético nacional.

En contra de recomendaciones técnicas que alertaban acerca de la posibilidad de un negociado vinculado a la misma ANDE, la licitación fue adjudicada a tambor batiente por el Ing. Sosa, apenas 6 días después de haber asumido su cargo bajo el compromiso de una gestión honesta que, tempranamente, es puesta en tela de juicio.

Este proceso estuvo desde su mismo inicio viciado de irregularidades con el objetivo de adjudicar a una empresa amiga, objetivo que no pudo lograrse con el anterior titular del ente, el Ing. Luis Villordo, pero que sí lograron con el nuevo presidente que, según comentarios de los propios funcionarios de la ANDE, firmó la adjudicación antes de sentarse siquiera en su silla, a instancias de su amigo y ex compañero de la Caja de Jubilaciones de la ANDE, el Ing. Andrés Ramírez, quien le sucedió en el cargo de titular de la solvente dependencia.

La lista de irregularidades de la licitación 1495/19 incluye el Precio Estimado sobrefacturado en la elaboración del Pliego de Bases y Condiciones, y las Especificaciones Técnicas, las cuales se ajustaron a la medida del oferente digitado entre cuatro paredes como el ganador.

Estos requisitos y especificaciones técnicas, claramente direccionadas, fueron observados y cuestionados por los demás potenciales oferentes durante el periodo de consultas, pero la ANDE no dio curso a ninguna de ellas y se mantuvo en su posición de favorecer a toda costa a la empresa amiga.

Como parte importante del esquema montado, se designó un Comité de Evaluación de Ofertas encabezado por el Ing. Derlis Zolabarrieta quien, despojándose de su obligación de velar por los intereses de la institución y, por ende, de los usuarios y del país, se prestó al negociado en ciernes, obedeciendo a rajatablas el libreto establecido de adjudicar como sea a la oferta más cara de las tres presentadas.

“No es extraño que los demás oferentes hayan sido eliminados de cualquier forma y con cualquier argumento”, afirmó a La Mira una fuente de la cúpula de la misma ANDE que alegó conocer detalles del negociado y las implicancias del esquema de perversión pública que se mantiene campante en la institución, aún con el desembarco del nuevo presidente.

Señaló que, a partir de las irregularidades que comprometen a la ANDE en el proceso de la licitación 1495/19, lo que procede es la anulación inmediata de la adjudicación, a más de la identificación y  sanción a los responsables de las faltas, ya sean funcionarios de la ANDE de distintos niveles jerárquicos involucrados en el proceso y los empresarios inescrupulosos participantes de la corruptela para adjudicarse irregularmente licitaciones y obtener indebidamente jugosas ganancias en perjuicio del escuálido Estado paraguayo, carente de recursos para atender necesidades básicas de toda la población.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *