El presidente de la Asociación de Industrias Autopartistas del Paraguay (AIAP), Martín Cuadro, lamentó que en dos meses de cuarentena, lapso en que la producción estuvo prácticamente paralizada, el rubro se vio obligado a desvincular entre el 30% y 40% del personal, que totalizaba unas 10.000 personas. “Más que créditos, necesitamos apoyo que se traduzca en exoneraciones e incentivos reales”, afirmó y recalcó que en esta emergencia sanitaria es cuando la gente más necesita un empleo. “Siendo realistas, cómo vamos a pagar préstamos siendo que no estamos produciendo ni hay ingresos”, confesó y resaltó la importancia de proteger los puestos de trabajo.

El rubro autopartes es el principal de exportación bajo el régimen de maquila, con montos de US$ 300 millones, conforme a reportes oficiales.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.