Los tres condenados por la mega estafa y el vaciamiento de los fondos del MAG en el momento de ser esposados para ser trasladados a prisión. «Que devuelvan los millones robados», reclaman indignados sociales (Foto: Diario ABC color).

Con indisimulada sorpresa, luego de varios años de chicanas y una sucesión de abogados tramposos que estaban a punto de llevar la causa al archivo, finalmente la justicia paraguaya dictó condena contra el exministro de Agricultura y Ganadería (MAG) Enzo Cardozo, acusado de robar 69.000 millones de guaraníes destinados, en los papeles, al desarrollo de las empobrecidas fincas familiares campesinas en la época de los presidentes Fernando Lugo y Federico Franco, todos ellos convertidos en poderosos multimillonarios con la plata del pueblo.

“Se hizo justicia”, dijo este martes un productor campesino tras señalar los daños irreparables causados por Cardozo y su camarilla desde el PC liberal del MAG a millares de familias carentes del país que con optimismo y esperanza caían en la trampa tendida por el caudillo ovetense y sus servidores, muchos de ellos aún en libertad disfrutando con el dinero público esquilmado a los humildes chokokué.

“Cuando vino Cardozo por acá con un grupo de autoridades políticas de su partido, todos nos pusimos contentos porque veíamos el fin de nuestro estado de pobreza, pero pronto nos dimos cuenta de que caímos en una trampa porque lo único que buscaban eran apoderarse de nuestra plata y enriquecerse del día a la noche”, opina este martes un productor de piña del Departamento de San Pedro.

Pedro Olmedo informó que Cardozo y sus “40 ladrones” son hoy día potentados económicos, libres de toda investigación y reproche.

De acuerdo a los datos, el delfín liberal es dueño de una financiera en su natal Coronel Oviedo, que está a nombre de terceras personas, y cuenta con otro tendal de bienes materiales y recursos que deslumbran ante los ojos desteñidos por carencias de vecinos que trabajan de sol a sol para sobrevivir.

“Cuando se metió en política comenzó su ascendencia económica, y al subir como ministro le dijo adiós a la pobreza para regodearse con la riqueza malhabida que, en su caso, es de tinte criminal porque le dejó sin esperanza de mejor vida a miles y miles de familias campesinas pobres que de esa manera se convirtieron en víctimas de un esquema de perversión pública que está aún intacta”, recalcó el indignado.

Las redes sociales dejaron escuchar su opinión crítica sobre el caso, y hay coincidencia en expresar que se hizo algo de luz en la justicia ciega, y emerge la necesidad perentoria de hacer un seguimiento de la prisión de Cardozo.

“Va a estar 5 días en la cárcel y después ya saben”, disparó Celestino Mora, al igual que Antonio Pereira, quien dijo que “si la justicia es benigna con los corruptos, lo es más aún con los presos”, en referencia al poder del dinero a la hora de “poner las cosas en su lugar”.

El monto defraudado al pueblo paraguayo por Cardozo y sus cómplices, entre ellos el también exministro ovetense Rody Godoy (condenado a 7 años) y la exdirectora de Administración y Finanzas Maristela Azuaga (condenada a 10 años), supera los G. 69.000 millones, suma suficiente para sacar definitivamente de la pobreza a 1 millón de familias campesinas en situación de pobreza o de pobreza extrema, según cálculos del propio MAG.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *