“La insulina es predominantemente inyectable, y las agujas, los dispositivos en forma de lapiceras o de bombas de infusión, entre otras facilidades, la han convertido en un fármaco versátil, muy efectivo y cómodo para su autoadministración”, expresan los médicos.

Noviembre es el mes internacional de la Diabetes, y por tal motivo la Sociedad Paraguaya de Endocrinología y Metabolismo prepara un simposio que, además, coincide con el centenario del descubrimiento de la insulina, que se emplea para el tratamiento de esta enfermedad y sobre cuyos alcances y beneficios expertos en el área harán una detallada exposición. Los organizadores señalan que aún existen pacientes que se resisten al uso de este fármaco, pese a la experiencia y sus beneficios.

“Pese al tiempo y la experiencia acumulada en su uso, muchos pacientes se resisten al uso de la insulina, el temor a los pinchazos con agujas, la impresión general de que es un tratamiento muy costoso, y el concepto de que una vez que se inicia su uso se volverá, ineludiblemente dependiente de su uso, como quien se vuelve adicto a algún tipo de psicotrópico, o el pensamiento de que es una especie de sentencia de que está en las últimas fases la enfermedad con un próximo final de su vida”, señala el Dr. Elvio Bueno, presidente de la Sociedad Paraguaya de Endocrinología y Metabolismo (SPEM).

Agrega la importancia de la utilización de este fármaco desde el principio y de por vida, debido a la falta total de producción en el organismo de los pacientes con diabetes tipo 1.

En la diabetes tipo 2 existen indicaciones específicas, como cuando hay deterioro importante, cirugías, uso de corticoides, complicaciones agudas, internaciones por infecciones o cuadros cardiovasculares y no siempre su uso será a partir de ahí de por vida.

“Si bien su uso es predominantemente inyectable, las agujas, los dispositivos en forma de lapiceras o en forma de bombas de infusión y las diversas formulaciones han hecho de la misma un producto farmacéutico versátil, muy efectivo para el control de la glucemia y muy cómodo para su autoadministración por los propios pacientes”, puntualiza, tras aclarar que tanto el Programa Nacional de Diabetes del Ministerio de Salud Pública, como el Instituto de Previsión Social las proveen a sus usuarios.

La actividad organizada por la SPEM se llevará a cabo este sábado 20 desde las 08:00 horas. Será de manera híbrida y en la misma tomarán intervención destacados profesionales endocrinólogos, con un abordaje orientado a los avances médicos en torno al tratamiento en niños y adultos y las expectativas a futuro.

La jornada se extenderá hasta las 11:00 horas, con transmisión vía Facebook, a través de la fan page de la Sociedad Paraguaya de Endocrinología y Metabolismo. Está dirigida a médicos y personal de blanco al cuidado de diabéticos y los socios al día de la SPEM podrán tomar parte de la actividad de forma presencial mediante una pantalla gigante.

En Paraguay, según datos el MSPyBS, el grupo de personas más afectado está en el rango de 45 y 75 años de edad. Del 9,7% de la población que acusa la enfermedad, el 7,9% es de sexo masculino y el 11% femenino, lo cual representa 1 de cada 10 personas.

El 14 de noviembre se fijó como el Día Internacional de la Diabetes por la Federación Internacional de la Diabetes y la Organización Mundial de la Salud. En el 2007, la Organización de las Naciones Unidas celebra por primera vez el día, un año después de aprobar la recordación como Día Mundial de la Diabetes.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *