Magnífico ejemplar de elite desfila en la inauguración de la Expo, donde el titular de la ARP disparó municiones verbales contra oportunistas y malintencionados que quieren destruir la producción y la familia paraguayas con ideologías perversas. (Foto: Teresa Gómez-ARP).

Todo el amplio trabajo que representa la Expo 2022 “tiende a demostrar a los malintencionados agoreros del infortunio que nosotros, los verdaderos paraguayos, los que defendemos la cultura del trabajo, los que defendemos un modelo de vida, un modelo de Estado y un modelo de sociedad con base en la familia, no vamos a permitir que unos vagos, oportunistas y malintencionados, mimetizados en distintas organizaciones políticas y ONGs, a través de campañas engañosas, vayan minando las bases de nuestra sociedad”, disparó el presidente de la ARP durante la inauguración de la muestra pecuaria, agrícola, comercial, industrial y de servicios en Mariano Roque Alonso.
“Con este mismo criterio, todos los gremios representativos de los distintos sectores estamos unidos en la defensa de los mismos valores. Todos somos conscientes de la necesidad de trabajar en la búsqueda de un destino mejor para nuestro país, con bases sólidas para el desarrollo y buscar el fortalecimiento de las instituciones”, puntualizó.

Al mismo tiempo, exigió al Gobierno y a los tres poderes del Estado “que cumplan con sus funciones de velar por el cumplimiento de las leyes, otorgar las garantías de seguridad física y jurídica, combatir decididamente la corrupción y la impunidad, la eliminación de los odiosos privilegios, la mejora de la calidad del gasto público y el combate al terrorismo, al crimen organizado y su terrible estela del lavado de dinero”.

Reconoció que “todo esto no es tarea fácil, pero juntos podemos”.

Se dirigió al presidente Abdo Benítez y dijo que es imprescindible la creación de otras instancias público/privadas para tratar temas impostergables que tienen que ver con el buen funcionamiento de las instituciones y la solución de problemas atávicos que frenan a la economía y a la generación de nuevos puestos de trabajo.

Citó como desafíos inmediatos la depuración del catastro y modernización de los registros públicos, la titulación de millares de hectáreas en los loteamientos campesinos que les permita acceder al circuito financiero formal, y la transformación del sistema MAG, para que sea una verdadera herramienta para aumentar la productividad y eficiencia de los pequeños productores.

Destacó también la necesidad de encontrar urgente solución al drama del sistema de jubilaciones y pensiones o caja fiscal, la impostergable reforma de la Policía Nacional con la creación de organismos especializados para frenar el aumento de la delincuencia, y otros muchos desafíos para lograr un país atractivo y previsible, elevando el nivel de vida de la población y desterrando definitivamente la pobreza.

“En este sentido, es importante fortalecer los programas sociales que generen oportunidades para todos, permitiendo así que nuestros compatriotas puedan salir adelante con su propio esfuerzo, impulsados por políticas públicas estratégicas”, alegó el Dr. Galli Romañach.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.