El acceso a la vacuna es un paso adelante hacia la nueva normalidad y un peldaño más para luego llegar al grueso de la población de 12 a 17 años, sin quedar nadie atrás, expresó Rocío Galiano, representante nacional del UNFPA.

“Estoy muy feliz de recibir la vacuna para pronto regresar al colegio; es lo que más anhelo, volver a estar con mis compañeros. No tengan miedo, la vacuna es segura y no duele”, dijo Milagros, de 14 años, tras recibir la primera dosis anticovid-19 el pasado viernes, en medio de la algarabía generalizada.

Ella forma parte de los 26.946 adolescentes (dato hasta las 19:10 horas de ese día) de 12 a 17 años con patología de base que asistieron, acompañados de sus padres, madres o tutores, a la jornada de vacunación exclusiva para esta franja etaria, denominada “Día A.

“Fue un día dedicado a adolescentes con enfermedades de base. Habilitamos más de 100 vacunatorios en todo el territorio nacional, deseando que los jóvenes aprovecharan esta oportunidad. Las vacunas son seguras y previenen las formas más graves de la enfermedad”, informó la viceministra de Salud, Dra. Lida Sosa.

En la Secretaría Nacional de Deportes se vivió un momento emotivo gracias al cantante de Bohemia Urbana, Jaime Zacher, quien sorprendió a los asistentes con una serenata. El joven arrancó con su conocida canción, “Todo va a estar mejor”, llevando un mensaje esperanzador a sus pares y a todo el Paraguay.

Estas, y otras acciones que alentaban a la ciudadanía a vacunarse, forman parte de la campaña “Presente ¡Yo me vacuno!”, impulsada por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

“Este ‘Día A’ es sumamente importante. Estamos llegando a los adolescentes que representan un tercio de la población de nuestro país, que han tenido que sacrificar sus horas de estudios, prácticas deportivas y espacios de socialización. El acceso a la vacuna es un paso adelante hacia la nueva normalidad y un peldaño más para luego llegar al grueso de la población de 12 a 17 años, y no dejar a nadie atrás”, expresó Rocío Galiano, representante nacional del UNFPA.

Luego de recibir la primera dosis anticovid, adolescentes pintaron sus manos en un mural y expresaron sus emociones ante la consulta “¿Qué significa recibir la vacuna?”.

“La vacuna es vida”, “¡A jugar, fin de la espera!”, “Esperanza”, “Fe”, “Felicidad”, “Protegidos” y “Volver a clases” fueron algunas de las palabras y frases que surgieron de los protagonistas del “Día A”.

“Esta es la oportunidad que muchas personas esperaron y hoy llegamos en nombre de ellos”, dijo Fanny Flores, mamá de Sofía (13).

Con la esperanza de cerrar este capítulo de nuestra historia, la madre de Steven (12) expresó: “Ya tuvimos covid en casa, fue muy duro. No queremos que se vuelva a repetir”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *