La famélica cantante luce el emblema del orgullo gay, que provoca animadversión y críticas de alto calibre en la sociedad paraguaya, masivamente cristiana, que repudia la degeneración y los antivalores enarbolados por la Stoessel. (Foto: Diario Popular, Asunción).

Expresiones de reprobación generalizada causa estos días el anuncio de la organización de los Juegos Odesur acerca de la presencia de la cantante argentina Tini para la inauguración de la fiesta deportiva a realizarse el próximo 1 de octubre en el estado Defensores del Chaco de Asunción, donde estarán presentes unos 6.000 competidores en el campo de fútbol y se espera que las graderías estén colmadas de espectadores.

Tini visitó por primera vez el Paraguay hace un par de meses para una presentación estelar en el marco de la Expo 2022 de Mariano Roque Alonso, y en esta ocasión buscan con su presencia atraer la participación masiva de la gente, supuestamente seducida por sus exitosas canciones propagadas en el sector juvenil.

Sin embargo, el primer impacto que ocasiona el anuncio de esta presentación es el rechazo generalizado, debido a la mala imagen que dejó su actuación en la Expo, donde depositó en el piso del escenario una bandera paraguaya para reemplazarla por el colorido emblema gay que representa la ideología de género o la cultura de perversión basada entre otras fuentes en el fundamento LGTB y variables degenerativas de la naturaleza humana.

“Es una falta de respeto a los paraguayos en general, y a los deportistas en particular”, afirma en su sitio social Jessica Goiburú, tras explicar que la República del Paraguay arrastra una histórica cultura cristiana que reprime los actos y apología contrarias a la ley de Dios, entre ellos el respeto a la majestad familiar constituida por el papá, la mamá y los hijos.

“Poca materia gris nos muestran tempranamente los organizadores de Odesur, en especial los representantes paraguayos que, lejos de tener en cuenta en primer lugar los intereses sociales del país, se vuelcan a los pies de organizaciones externas que promueven la degeneración como forma de vida, y esta Tini es una férrea defensora de esos antivalores”, posteó por su lado María Angélica Teme, en consonancia con centenares de internautas que intercambian opiniones virulentas contra la presencia de la cantante de nacionalidad argentina.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.