Las personas de edad son presa fácil de afecciones respiratorias, afirmó en el contexto del coronavirus una especialista del Hospital de Clínicas, tras recomendar cuidados especiales a los abuelitos. Foto: Megacadena.

En el contexto actual del coronavirus, estos atacan más las vías respiratorias bajas en las personas de edad, produciendo dificultad respiratoria, fiebre, tos seca; entonces, los signos en los adultos por covid19 son más por vías respiratorias bajas, y quizás en los adultos de mediana edad o gente joven pueden debutar con dolores inespecíficos de gargantas, afirmó la Dra. Mirtha Báez, especialista de la cátedra y servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Clínicas.

Sostuvo que en el adulto mayor ya el factor etario hace que el virus sea mucho más agresivo.

La profesional aseguró que pueden existir muchos pacientes circulando de forma asintomática, esparciendo el virus, y allí se presenta el riesgo cuando se enfrenta a una persona sin protección y de edad avanzada que ya tiene un sistema inmunológico deprimido.

“Entonces el virus encuentra un terreno en donde puede eclosionar una enfermedad más grave y a veces con derivación fatal. Este paciente que está esparciendo el virus no tiene mínimas sintomatologías, pero la responsabilidad es cuidarse como si se tuviera el virus, en cualquier caso, ya que ha habido muchos casos covid19 positivos que nunca han presentado síntomas”, puntualizó.

Con respecto a los niños, la especialista en oídos, nariz y garganta dijo que los menores de 2 años pueden tener con frecuencia dolor de garganta o infecciones de vías aéreas superiores, muy frecuentes en esa franja de edad.

“Igualmente, con la fiebre puede mostrar alta dificultad para comer, o tomar el pecho materno en algunos casos, y el diagnóstico tiene que ser hecho por un pediatra. Los colegas que están en atenciones primarias son los que normalmente van a distinguir este tipo de afecciones”, apuntó.

La Dra. Báez precisó que en un caso declarado de faringitis se presenta la garganta roja que no compromete las amígdalas, sin pus, pero puede cursar una fiebre muy elevada que amerita una medicación importante para bajar la fiebre por el riesgo de síndromes convulsivos por la temperatura alta en los niños pequeños.

En los adultos raramente se ve este tipo de afecciones, salvo que sean pacientes inmunodeprimidos o personas de edad, alegó.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.