Los pasajeros que viajan en el trayecto Artigas no tienen opciones y desembolsillan con mucha pena los 5.000 guaraníes de pasaje único, establecido de forma arbitraria y sin fundamentos técnicos ni legales por los dueños de la Línea 48. Foto: Ahoraparaguay.com

Apenas un par de semanas después de que la empresa Lomagrandense decidiera de forma caprichosa incrementar el cobro de pasaje en el itinerario Emboscada-Limpio, y viceversa, entre ellos en sus impunes micros “sardina” que incumplen abiertamente la Ley Sanitaria en vigencia por la pandemia del covid, emerge ahora otra empresa de transporte con frondoso prontuario de desplumes en el costo del pasaje.

Se trata de la empresa San Isidro SRL, Línea 48, que según su carta de presentación en sociedad opera en itinerarios que cubren 5 localidades de Asunción, área metropolitana y la ciudad cordillerana de Emboscada.

Usuarios emboscadeños se comunicaron con La Mira para señalar el estado de indignación colectiva que reina entre los pasajeros de aquella ciudad -en su gran mayoría humildes empleados y trabajadores cuentapropistas que deben trasladarse diariamente hasta Asunción para ganarse el sustento- por el aumento injusto, descarado y arbitrario del costo del pasaje.

“De repente nos vimos sorprendidos con el aumento desmedido del boleto, que de los 3.200 guaraníes que costaba el viaje en el trayecto Emboscada-Limpio, y viceversa, subió a 5.000 guaraníes”, afirmó Ana María Genes, vecina del barrio Sol Naciente.

Comentó que, ante la protesta generalizada, los choferes se limitan a contestar que ellos solo reciben órdenes del patrón, quienes decidieron el cobro de pasaje único sin presentar fundamentos técnicos ni legales.

“Quieren hacer entender que pagan cánon por el servicio, pero no pagan nada”, señaló un conductor abordado por La Mira.

“Siempre se aprovecharon de los pasajeros de Emboscada, a sabiendas de que prácticamente no tenemos opciones, especialmente para los viajes a Asunción y la zona de Villa Elisa. Ahora, sin ningún fundamente, incrementaron su boleto en 1.700 guaraníes, una suma excesiva para nosotros, especialmente los que debemos pagar cuatro pasajes diarios, ida y vuelta, para llegar y retornar de nuestros lugares de trabajo”, opinó Margarita Lezcano, pobladora de la compañía Isla Alta de Emboscada.

“Soñamos que alguna autoridad representativa de la gente alguna vez le ponga freno a estas empresas que actúan a gusto y paladar en el tema de precios de pasajes, horarios de frecuencias y calidad del servicio”, opinó Ismael Torres.

Intentamos comunicarnos con referentes de la empresa San Isidro SRL para obtener su versión sobre la queja contra el costo del boleto, aunque no fue posible porque no figura ningún número de teléfono en su sitio virtual, pero estamos abiertos a escuchar y publicar el descargo de los transportistas.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.