En la foto captura de pantalla aparece la diputada opositora en inocultable carrera proselitista haciendo disparos verbales contra autoridades y empresarios acusados de rellenar una parte del humedal del lago para un emprendimiento inmobiliario.

Durante décadas, la agresión al lago Ypacaraí ha estado en boca del país y del mundo, pero los políticos siempre han estado ausentes en el momento de los grandes y decisivos debates que, en esencia, podrían haber evitado la impune acometida a ese preciado recurso natural.

Estos días inunda las redes sociales un video donde aparece la siempre polémica diputada opositora Kattya González, acompañada del virtual presidenciable liberal Hugo Fleitas (actual gobernador de Cordillera), lanzando sapos y culebras contra el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), entre otras instituciones públicas encargadas de la protección ambiental.

Provocó la reacción de ambos políticos anticolorados el relleno de una parte del humedal que rodea el área circundante del lago Ypacaraí que, según los datos, sería destinada a un emprendimiento inmobiliario privado donde se construirán “mansiones para ricos”, según un tweet de izquierdistas amigos de la oposición.

“Ni ahí la contaminación histórica del lago para Kattya y sus amigos, que ahora están a las disparadas ante la posibilidad de quedar sin bancas con las listas abiertas para las próximas elecciones”, disparó un indignado social luego de proferir críticas acerca de la denuncia interesada de la diputada nacional y su amigo gobernador.

“Claro que se trata de un atentado ecológico gravísimo que amerita la intervención urgente de las instancias correspondientes, pero lo que llama la atención es que los políticos nunca se han interesado realmente de las agresiones que sufre impunemente el lago y ahora aparecen con inocultables intereses proselitistas, idiotizando a quienes realmente nos preocupamos por la suerte de nuestro recurso hídrico en peligro”, opinó otro posteador ypacaraiense.

En el video aludido, González acusa al Mades de ser cómplice de la catástrofe del lago al permitir el relleno del humedal, y también hizo alusión al “cambio climático insostenible” provocado por la falta de compromiso de quienes deberían ser garantes del bienestar y la seguridad de la ciudadanía.

“Que sepan el ministro Ariel Oviedo y todas las autoridades cómplices que no vamos a permitir esta agresión al medio ambiente, que avergüenza a nuestras instituciones. Estamos huérfanos de apoyo, y esto no tiene precio”, disparó la legisladora.

“El día que los hijos de Ariel Oviedo no puedan salir a las calles entenderán lo que ha hecho al no preservar nuestra naturaleza, como producto de la codicia de empresarios destructores”, apuntó.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.