Una ciudadana indignada acompaña un efusivo cartel desplegado en la manifestación de junio pasado en la Costanera de Asunción contra la política de gobierno, que ahora anuncia una ponchada de dinero para satisfacer múltiples necesidades del país.

El Plan de Reactivación Económica presentado este lunes por el Gobierno nacional incluye un paquete de medidas en tres ejes estratégicos como protección social, inversión pública para empleos y créditos para el desarrollo, que irán acompañados con reformas diseñadas para avanzar hacia una transformación del Estado paraguayo, según sus propulsores del gobierno.

Como parte del plan, además de las inversiones vigentes, el Ejecutivo prevé un monto adicional de 350 millones de dólares a ser destinados a la compensación económica del Instituto de Previsión Social (IPS) a trabajadores cesados por la pandemia, subsidio económico Pytyvõ para las ciudades de frontera, dinamización de obras públicas, construcción de viviendas, así como financiamiento a productores a través del Fondo Ganadero y del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH).

El Gobierno explicó que además de los recursos disponibles se prevé un monto adicional de 350 millones de dólares más para la reactivación económica.

De este total, serán destinados unos 100 millones de dólares al IPS para el pago de compensación económica a los trabajadores cesados por la situación del Covid-19, unos 80 millones de dólares para el programa de subsidio económico Pytyvõ para las ciudades de frontera, unos 100 millones de dólares para la dinamización de las obras públicas a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), unos 40 millones  de dólares para la construcción de viviendas, así como 10 millones de dólares para el Fondo Ganadero, y unos 20 millones de dólares para el Crédito Agrícola de Habilitación.

De los 1.600 millones de dólares que contempla la Ley de Emergencia, fueron asignados y transferidos 1.103 millones de dólares.

De este total, según el informe oficial dado a conocer al país, 61 millones de dólares serán destinados a la capitalización de pequeñas y medianas empresas, 26 millones de dólares para Ñangareko, 59 millones de dólares para pagar jubilaciones y cajas deficitarias que requieren de los impuestos, 82 millones de dólares para programas Adultos Mayores y Tekoporã, y otros 77 millones de dólares para el pago de deuda pública.

Igualmente, está prevista una inversión de 99 millones de dólares para el Ministerio de Salud Pública, 100 millones de dólares para el pago a trabajadores cesados, 299 millones de dólares salarios para médicos, docentes, fuerzas públicas, y ningún recurso para funcionarios administrativos.

Otros 300 millones de dólares serán destinados al programa Pytyvõ.

“De los 1.600 millones de dólares, quedan a transferir 497 millones de dólares, de los cuales 400 millones de dólares están asignados al Ministerio de Salud, y 97 millones de dólares al programa Pytyvõ”, expresa el informe, divulgado por la dirección de Comunicaciones de la Presidencia de la República.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *