Bolsas de droga hasta donde alcanza la vista en el Departamento de Amambay, donde Senad reporta exitosos operativos conjuntos que derivan en el comiso y destrucción de toneladas de marihuana, pero no alude a personas detenidas.

Agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), con base en Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay, realizaron el seguimiento de lucha contra el narcotráfico en base a informaciones de inteligencia sobre campamentos activos del negocio en zona de Colonia Piky, en la misma región.

En una misión de patrullaje lograron la ubicación de una importante red de centros de producción en los que estaban almacenados unos 42.000 kilos de marihuana, de los cuales alrededor de 1.700 kilos pertenecían a la variedad “marroquí”, que recibe un tratamiento de producción distinto al convencional, según se informó.

De acuerdo a los datos, organizaciones de tráfico pusieron en funcionamiento 6 campamentos con suficiente potencial para producir toneladas de marihuana ilícita y, una vez asegurada la zona, los antidrogas registraron el área y hallaron los refugios logísticos.

En cuanto a la producción ilícita, los intervinientes informaron sobre el hallazgo de 40.680 kilos de marihuana “tradicional”, y 1.710 kilos de la droga tipo “marroquí”.

Con relación a esta modalidad productiva, los agentes señalaron que se trata de una droga con rasgo característico porque requiere de una mayor inversión en términos de logística, dado que debe ser refrigerada y mezclada con esencias, factores que repercuten en el precio final que puede hasta quintuplicar el costo base.

Los campamentos desmantelados estaban acondicionados para que dicho producto sea procesado y varios de ellos contaban con generador de electricidad para mantener la cadena de refrigeración y producción.

La comitiva supervisada por el fiscal Abg. José Luis Torres se encargó de que toda la cadena logística sea destruida en su totalidad, según el informe de la Senad que, nuevamente, no reporta datos acerca de narcos detenidos, como ocurrió con una reciente intervención en Amambay donde se incautaron de 652 toneladas de marihuana y no se habló de personas privadas de su libertad.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.