Mascarillas «made in Paraguay» expuestas por el gremio de industrias confeccionistas, que lamenta el ninguneo del Gobierno a la industria paraguaya, más aun en una época de vacas flacas por la falta de empleo.

La Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay lamentó que el Gobierno haya priorizado la producción extranjera para proveer de indumentarias especiales para el cuidado contra el coronavirus, privando de mano de obra a miles de personas, más aún en un momento sensible para la economía, que está parada por el cierre de empresas y la ausencia de circulante.

“Estamos 100 por ciento en condiciones de adaptarnos a las especificaciones técnicas que se presenten, y de hacer cualquier tipo de confección, en este caso vinculada con el coronavirus”, afirmó la gerenta general del gremio, Adriana Chaparro.

Abordada por La Mira, explicó que hasta hace un tiempo no contaban con un equipo específico para la confección del tapabocas N95 requerido por Salud Pública, “pero estamos trabajando con la cartera sanitaria sobre varios temas atinentes a nuestro trabajo, y podemos decir que contamos con pruebas sobre la calidad de nuestras indumentarias para poder entrar a competir en las licitaciones”, señaló.

“Esperamos que pronto podamos producir, y que no se traiga más ningún producto importado en caso de que podamos producirlo acá con toda la garantía de calidad y, fundamentalmente, precio”, apuntó.

Chaparro agregó que el Gobierno debería ser el primero en dar el ejemplo de utilizar mano de obra paraguaya para apoyar a la industria nacional.

Aclaró que en el cuidado contra el Covid-19 el servicio sanitario utiliza un producto de bioseguridad importado “que no lleva costura sino otro tipo de tecnología, pero si va a haber trabajo para nosotros vamos a invertir en eso, siempre pensando en la mano de obra paraguaya”, agregó.

Los asociados al gremio industrial están en condiciones de proveer batas, cofias, tapabocas, delantales y otras indumentarias para el personal de blanco y personas interesadas.

“Las mascarillas N95 no se disponían en plaza, pero hoy día ya hay empresas paraguayas que traen las maquinarias y van a poder hacerlas. Todo lo demás se hace acá, incluso para usos quirúrgicos y atenciones de patologías especializadas”, precisó nuestra fuente.

Alegó que entre 1.000 a 3.000 personas puede movilizar el gremio como mano de obra eventual, en caso de que la industria nacional sea adjudicada para la provisión de indumentarias especiales para el coronavirus que impliquen el trabajo de confección.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.